+34 94 672 43 50

El Entorno

Casa-torre de Ugarte

La Casa Torre de Ugarte, en el barrio del mismo nombre, es la única casa-torre que queda en pie hoy en día, de la decena que llegaron a levantarse en Llodio. Fue erigida en el siglo XV y consta de dos cuerpos adosados, siendo uno de ellos el conocido como “El Palacio”. La torre consta de planta baja y tres pisos.

Santuario de Santa María del Yermo

El Santuario de Santa Maria del Yermo se localiza a unos 500 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la ladera del monte Kamaraka, en un promontorio rocoso llamado Torrontegieta. Popularmente se le conoce como “Santa Lucia”, por la devoción a la santa titular de una ermita anexa al santuario. Esta es una construcción del siglo XV en un estilo gótico vascongado avanzado. Destaca su pórtico y las tallas y pinturas de su retablo. La torre campanario recuerda a los campaniles italianos.

Parque de Lamuza

Destaca por la gran riqueza y variedad de árboles con que cuenta, entre los que se pueden reseñar los cedros, cipreses, araucarias, tilos, magnolias, abetos, etc., que constituían los antiguos jardines de la finca del Marqués de Urquijo. Hoy en día, los edificios del Palacio y demás dependencias, acogen la Casa de Cultura. El edificio del Casino, un estanque y un frontón en piedra de sillería completan este marco.

Puente de Anuntzibai

Mandado construir por el Marqués de Falces, es obra del arquitecto Martín de Larrea y Leguerzana, en el año 1741. Diez años antes, el cantero cántabro, Antonio de la Vega y Sarabia, había realizado las trazas del puente. El punte se construyó para unir la casa-torre, ferrería y molino del marqués, situados en la margen derecha del río, con la ermita de San Miguel, sita en la margen izquierda. Tiene una longitud de 28 metros y una anchura máxima de 4,80 m. En su mayor parte esta construido en sillares calizos. El ojo del puente alcanza una altura de 10,50 m. Destaca su arco de sillería rematado por un calvario.

Palacio de Katuxa

Construido en la segunda mitad del siglo XVIII, sobre los restos de una casa torre destruida por un incendio. Mandado construir por Pedro Antonio de Ugarte, destaca en el su fachada principal de sillería. En aquel tiempo se completaba el conjunto con una ferrería y molino.